BloGus

Comunidad de Madrid

ny amputada de sus brazos ny amputada de sus brazos

n.y. amputada de sus brazos

Una respuesta dura

1.

Disputo en la cúspide de azúcar un terrón a las hormigas.

Oteo el horizonte escaldado bajo una mano de arrepentimientos torpes.

(no me arrepiento de nada).

Otros tañiran campanas mientras sufran el dulce derretido

sobre la almohada silenciosa de sus párpados.

2.

Dejo una pira de favores con sabor a mala milk a mis espaldas.

(que mueran en sus vómitos frustrados).

No tengo recuerdos.

Mi silencio es un mundo para algunos (gran error),

para otros simplemente una canica en su cuenca de hueso anquilosado.

Para mi: un paso & nada más.

La palabra “fuga” en su boca seca: es una justificación con patas de mariposa.

Frágil e inútil para el peso bruto de su significado. Cojo.

3.

La ciudad de Sevilla Entera es el recuerdo grato de una realidad ardiente.

(pero no tiene nada que ver con la arrepentida).

La mujer psicodélica es puro erotismo calcinado de pasarela.

(pero es otra & es ama del púlpito donde la saciada desnuda su regreso).

Los polvos han venido desde el sur.

(pero tampoco es ella & viene de una historia nunca terminada).

Hay otra que cabalga a lomos de yeguas que serán amadas.

(la siento bautizando su entrepierna en el esfuerzo).

Los pecados los purgó la saciada tejiendo canas falsas a la vuelta de la esquina.

En agosto. Donde encallan las pateras & la arena es folio blanco por llenar.

(sabe perfectamente a lo que me refiero).

4.

No me interesa. No me apetece. No me seduce. No me incendia el deseo. No me falta en los días. No me hace pesadas las horas. No me resulta un vacío. No me acuerdo de su mirada. No me hace hervir la sangre. No me inspira palabras. No me aterriza proximidades. No me parece que la vida sea menos sabrosa en su perdida.

Pero las promesas hay que cumplirlas & hay que ser grande en el perdón.

No puede ser de otra manera.

5.

La vida sigue su rumbo.

Las horas mastican sus panes.

Las hembras alimentan a los tigres hambrientos de frío.

No he querido ser duro.

Solo es que siento así.

El horror es una bola de fuego anaranjada & negra

1.

busco en la pantalla una respuesta.

no es otra que un gordo avión con la panza llena de inocentes/

lanzada ave contra los brazos extendidos del poder.

(casi 400 metros estirados hacia el cielo. impotente exposición).

una gran bola anaranjada.

así empieza el caos.

así la locura encuentra su definición catódica.

así nos quedamos estupefactos.

boquiabiertos a las moscas que aturdidas se nos cuelan por la boca.

mas valdría ver el mundo en blanco & negro.

el color no tiene sentido cuando embellece imágenes que solo son de odio.

2.

la debilidad del fuerte (cuando es fuerte de verdad) solo es la suya propia.

la de sus propias reglas burladas.

la de la indigestión que termina siendo un tumor muy arraigado.

la de la pastilla deshaciendo su veneno en el estomago.

la de los pulmones atiborrados de tabaco.

que se yo.

no hay palabras.

no hay sentido racional.

3.

solo me queda la contradictoriamente bellísima imagen.

color anaranjado & negro al tiempo. (difícil de inventar).

un boeing incendiandose casi a la altura de su corazón.

el del poder. un horror & me repito.

Malatesta ha muerto

1.

malatesta ha muerto.

lo llevaba bryce echenique en una maleta en forma de escultura.

su sangre petrificó.

así es la vida.

iba en uno de esos aviones.

(malatesta, no bryce).

2.

ahora espera dentro de sus cuencas silentes:

a que despejen los escombros.

a que el aluminio enfríe.

a que los cristales no corten.

a que el polvo no colapse los pulmones.

a que no digan mas en la tele que es apocalíptica la vista del skyline

a que den cifra a los muertos.

a que las madres sequen sus lloros.

a que los hijos olviden las fotos de padre.

a que el gigante despierte.

a que nada vuelva nunca a ser lo mismo.

3.

chelsea hotel sigue en pie.

wall street & el mercado no dejaran de latir.

se levantará un monumento sobre la destrucción

(medirá tres veces mas que los brazos amputados).

el culpable será cremado en una pira de maldiciones.

4.

& aun cuando malatesta será rescatado dentro de sus silentes cuencas vacías.

no podrá ver el monumento.

no será llorado por su ausencia.

no será recordado por su sino trágico.

no, malatesta será recordado solo, por que le dedicaron una sonrisa.

Gracias, sin acritud lo escribo.

Sobre n.y. & FGL & WA

1.

Cuando el incendio parecía haberse consumido en su bola de lucuma.

Se hizo el silencio.

El silencio estaba fabricado artesanalmente:

Hilo de tristeza & nostalgia de aluminio.

Lana de canas atrapadas entre el polvo.

(Cristales de espejo incandescente).

Tintes vegetales de tribus urbanas con taparrabo afincadas en Central Park.

De cosas así se tejió el silencio.

Miles de velas derritiendo su cera dolida en las aceras.

Fotocopias de foto B&N con poema de amor.

Oraciones de murmullo agarrotado.

Música patriótica para las calles devastadas & héroes con botas de goma en la manzana.

Todos ellos & muchos mas.

Encontraron cobijo bajo esa manta artesanal.

2.

(Se ha perdido la inspiración).

El duende se ha escondido en algún lugar oscuro.

Tal vez borracho & drogado no quiera ver la luz del día.

Hacer de las horas un interminable sin fin de caminos repetidos.

Ser la manecilla de algún reloj prensado en valium.

Tal vez una cerilla húmeda fornicando en el cajón con los ratones.

(Esos que no pudieron escapar).

3.

Pienso en FGL & su “poeta en nueva york”.

En esa época no existía el skyline.

Pero si el Empire State Building.

Dicen de él que era marica.

Es verdad: era maricón.

Su traje rosa contra su cielo rosa & la locura de Dalí.

De ese Nueva York solo nos quedan fotografías en blanco & negro.

Del de ahora no. De ese del ayer.

No me refiero al del ayer que con sus dedos rozaba el infinito.

Me refiero al ayer de FGL.

El elegantísimo del blanco & negro.

A él le veo mas en este.

Con sus colores chillones.

Con su sonrisa histérica.

Con sus imágenes inimitables.

No estoy seguro de que Woody vuelva a tocar su clarinete en n. y.

Esta guerra se ha perdido.

4.

(se ha perdido -ya lo había dicho- la inspiración como se ha perdido la batalla & no nos queremos percatar).

Golfo et Nadine

(amor en unas torres gemelas de madrid)

Dejemonos de historias. Le dijo la perra al perro. (Pero al perro lo habían castrado en primavera). Bailaba con sus pelos negros de melena adulterada. Fundida en su mirada de rímel rojo & pestañas travestí. Su perfume alquitranado impregnaba los rincones. & sus giros desquiciados humedecían su baile de paté. Dejate de historias le dijo el perro primavera a la perra travestí. Con su barba almidonada. Con su lengua seca pasionaria. Ya se que nadie entiende nada. Que mas da. Entender es un bien escaso en nuestros días.

Sábado empiezo a las 9:06 a.m.

1. Sábado 9:06 A.M.

Las gotas de lluvia hacen mi vista de Madrid impresionista. Sin colores impresionistas por supuesto.

Tres farolas que olvidaron la gabardina se miran reflejadas en el ojo del asfalto.

Celebran el otoño.

No hay coches por las calles.

Un solo autobús raja el silencio con su sonido de gasoleo.

Aparentemente es una imagen triste.

Me pregunto: ¿existen los colores impresionistas?.

2. Cuesta encontrar el siguiente eslabón.

Las palabras no han dejado un tallo por trillar.

Las montañas de paja son un recuerdo de la infancia.

Solo me vienen a los dedos otras montañas de acero, cemento & vidrio (cristal pulverizado).

El tiempo con su paso va devorando el horror.

Me pregunto: ¿cuanto tiempo es suficiente para olvidar?.

3. Mi sillón Voltaire es un anciano calvo. Roto de arrugas hoscas.

Pálido color de hueso olvidado del huaquero.

Él conoce mis pensamientos.

Sabe la postura del sentimiento.

Acoge la posición de una duda.

Suena ante una pasión desbordada distinto que de cara a un amor descastado.

Se recoge ante un cabreo encofrado.

Se estira por un vibrar de paz escrita.

Me pregunto: ¿hay alguien capaz de leer, la huella de mi cuerpo sobre el Voltaire después de mi palabra impresa?.

4. Sábado 9:27 A.M.

Veo la imagen de la modelo a su vuelta de Nueva York.

Gafas fashion de azul celeste (horrorosas).

Hombre al lado con look ¿bohemio?.

Gafas negras menos fashion.

Un palmo mas bajo que la modelo resulta poca cosa a su vera.

Tirito la banalidad de sus palabras (las de ella) ante la experiencia vivida.

Debe ser cierto que existen los estereotipos & que la profesión al final termina marcando nuestros intereses en la vida.

Me pregunto: ¿es un producto mas de nuestra economía de mercado?

5. El mundo en guerra & ella (la modelo) con una sonrisa al responder a las preguntas, no es capaz de transmitir profundidad.

O interés.

O preocupación.

O estupor.

O cualquier cosa racional.

Esto si puede ser considerado triste.

Me pregunto & me despido: ¿siempre antes en la historia, fueron los momentos trascendentes vividos de esta manera tan superficial?

6. Al fin & al cabo somos universos diferentes & el egoísmo solo nos permite interesarnos por lo propio.

Pensamientos sueltos al hilo de n.y. (a mas de un mes del atentado)

Mi perro enfermo & dos cadáveres envueltos en banderas norteamericanas en el punto cero

1.

aquí me tienes. apartado del mundo entero.

viendo sin mirar los colores del otoño. oxidarse aferrados a las ramas de los arboles.

parecen trazos de brochas gordas sobre un lienzo que deshace.

a lo lejos.

2.

mi perro tumbado a mis pies. aquejado de no se que puñetero malestar. adolorido.

impotencia no entender el significado de sus miradas vagas.

solo se que son miradas tristes.

el veterinario en camino. espero que me diga que es una simple indigestión.

un mal menor.

(prefiero no pensar).

cuando a la palabra pelota su mirada no se ilumina ni su cola manifiesta una alegría superior.

es que nada marcha bien.

3.

me deprime no poder solucionar con una palmada sus males.

me acongoja descubrir como su cuerpo pequeño busca el calor del mío grande.

me estremece verlo temblar dormido. saber que espera borre de un manotazo su dolencia.

es terrible ver sufrir a los seres amados.

es terrible no poder hacer nada por apaciguar su sufrimiento.

4.

así es la vida desde mi punto de vista.

tarde imán de otoño.

pensé que en otoño mi biorritmo cambiaría.

(no ha cambiado).

será hastío. será que el mago ha perdido su inspiración.

& el mago no lo reconocerá. no.

no lo hará.

mientras el mundo se desploma.

mi perro sigue temblando & el veterinario que no llega.

5.

en n.y.

el punto cero sigue humeante mientras los cadáveres no pulverizados, se cubren con barras & estrellas.

(prueba de ADN para las fracciones)

& los coches de bomberos en la jugueterías se venden como churros en madrid.

cada sufrimiento encuentra sus propias imágenes.

(los deudos de los muertos, una urna llena de cenizas de las torres)

el dolor es personal. no por individual alcanza a ser menor.

(mientras en n.y. siguen desescombrando, en madrid, mi perro & yo, seguimos esperando al veterinario de la mano de un milagro que venga en minifalda).

no nacimos para el chelsea hotel

1.

la noche de n.y. oculta el color.

(en la foto).

las rayas son colores puros que nos demuestran que la sonrisa existe.

disfrutame en color.

2.

olvidate de los porros. de las rayas gordas.

de las pirulas de colores con tatuajes tan diversos.

entierra a maria la del moño rojo & a la de amsterdam también.

dejate al caballo en su cuadra o en su paddock.

(no te piques por favor mas frente a las pantallas).

3.

dobla las agujas.

incendia los papeles de aluminio.

vuelvete uri geller para las cucharas.

pisa los mecheros.

mea sobre el agua destilada.

humedece el azúcar de las papelas & se tú.

4.

putita soñada sin el coño depilado o repasado.

feliz.

vuelve a ti. limpia. impoluta de drogas blandas o duras.

transparente en tu origen.

diáfana en la limpieza de tu fondo parvulario.

como si nada hubiese pasado. con los calcetines caídos.

como si todo siempre hubiese ido de puta madre.

como si el camino nunca hubiese desviado.

5.

vuelve a ser la soñada putita que me visitaba en el salón.

(¿recuerdas?).

los sillones de cuero negro.

el olor de tu entrepierna esquiva.

tu saliva novedosa.

la oscuridad de nuestro parking.

6.

no se si te llegaron primero las drogas o la locura.

o si todo fue solo consecuencia.

no lo se.

no deseo volver a poseer tus carnes. no.

solo deseo verte ser la misma.

7.

chelsea hotel dejemoselo a leonard cohen. a janis.

a n.y. tan deprimido & a jimmy morrison & todos los demás.

(nosotros no nacimos para ese lugar).

la ciudad nos la robaron segando sus brazos.

las drogas están caducas como las religiones.

tu locura es solo un mal momento que avinagra. colgado a sus idas.

vuelve.

céntra & enfoca tu verdad.

8.

el mundo no volverá a ser el mismo.

nunca ha sido el mismo.

necesitamos ver dos torres derruidas para entender esta verdad.

(¿aprenderás alguna vez?)

Una canción pesimista que es real (1)

Cayeron en picado las últimas alas que cantaban el apocalipsis.

(El tiempo para las plantas por ejemplo -lo vi en un documental del National Geographic- para equipararse al nuestro -de carne & hueso- tendría que avanzar tan rápido que nuestra vida la consumiríamos en un suspiro).

Así de fácil. Así de complicado.

En el balance de nuestra historia sobre esta madre de agua, tierra & sucedáneos/

el apocalipsis desatado & cantado por las alas

cayendo para rajar en picado las muñecas de su corazón.

significará en años:

muchos años;

cuyo final la mayoría de los que hemos visto el horror (anaranjado & en directo),

no podremos intuir.

La depresión es una ciudad…

1.

La depresión es una ciudad que fue latido de vanguardia.

2.

Se ha disparado el consumo:

De las comidas llenas de colesterol.

Las orgías angustiosas de años sin lúbrico placer.

La lectura de poesía descarriada.

El tabaco hasta en los sitios prohibidos (casi todos).

La pasión por las tertulias olvidadas en sus rincones de esquina mas meada.

La contemplación de los paisajes de postal …

3.

Los ciudadanos de n.y. han descubierto a fuerza del horror, los placeres de vivir:

Se acabaron las aguas minerales de burbuja tres jolie.

Los arroces integrales.

La cruz de la sal & el azúcar incrustada en sus pezones.

Las ensaladas sin aliños de aceite oliva de una virgen.

El jogging en Central Park & la delincuencia agonizante.

Acabaron.

Todas esas cosas llamadas sanas.

& por sanas aburridas. Dejaron de interesar.

Hoy, corre prisa por vivir.

4.

El tiempo ha ralentizado esta ciudad cuyo traducción era:

Vorágine & Sensualidad.

Modernidad & Desmesura.

Desenfreno & Liderazgo.

Vanguardia Pura & Dura.

5.

No han terminado de enterrar a sus muertos.

Los escombros siguen fumando sus entrañas.

El agotamiento es una mascara de polvo que imita a los obreros.

El miedo ha tornado virus llamado: ántrax.

& se esconde dentro de sobres en buzones de correo.

& en las tuberías de ventilación…

¿cuantos miedos mas nos quedan por mutar?

¿cuanto dolor todavía ver grabado?

¿cuanto tiempo el apocalipsis durara?

Una canción pesimista que es real (2)

Las alas tuvieron su momento de gloria brutal.

Sino de los tiempos.

(No te olvidará en sus noches de pesadilla ni en sus despertares de algodón. jamás).

La guerra un bombardeo permanente & las víctimas colaterales, nunca tantas como las que murieron antes de la guerra al declararse.

(Había que decirlo, entre sus brazos aferradas cuatro mil doscientas veinte víctimas. Por mucho error que cometan las bombas al caer, no llegaran jamás a esa magnitud).

Hablaron de la guerra química.

La guerra química hizo su aparición.

Abanderada.

(Con creciente insistencia & creciente preocupación leo que ahora hablan aquellos que “saben”, de posibles ataques atómicos. Seria terrible que también en esto llevaran la razón).

N.Y. cantada por Frank Sinatra: I want to wake up in a city that never sleeps…

Se ha convertido en una:

deprimida,

triste,

gris,

patética,

ciudad que de ser soberbia en grado sumo.

Ha mutado víctima de sus excesos.

Toda una lección de humildad sobrevalorada.

Carísima.

No debemos tener piedad con los culpables.

No tenemos alternativa.

Estamos dentro del proceso cantado por las alas cayendo en picado.

No es posible revertir el proceso.

El apocalipsis es una realidad – tierna – que tiembla sus inicios.

Nostalgia

Vuela música desde el pasado.

Cosida a los recuerdos sin anestesia (los mas ácidos).

Sin mentol para las brisas frescas & esas noches de pulmón cerrado.

Cuento las arrugas al ritmo de las notas que me trae la hembra.

Joven & fresca.

Dulce pedacito para soñar.

Los sueños son también pasado que no encaja.

(En el día. A veces).

Nov. 12, 2001

¿Podemos creer que la casualidad existe?

(He visto en directo la caída de un air bus con doscientos cincuenta y cinco pasajeros, sobre Queens, en n.y. Ahora nombrada la Ciudad de la Tragedia. Como cambian las cosas)

Sesenta y un días han pasado.

Sesenta y un días insuficientes para un recuento agrio.

(Nadie se pone de acuerdo sobre el número de muertos. Los sin papeles nunca se sabrán)

Sesenta y un días para que el olor de n.y. se reserve un poso de tristeza. Nos acerca muerte fresca.

(La chamusquina de la sangre a mas de mil grados centígrados. El filo salado del aluminio fundido. La espesa lava del vidrio en la garganta. El pánico del viandante en la huida).

Sesenta y un días en los que las velas siguieron derramando semen triste sobre aceras infértiles.

(Aceras vacías).

Sesenta y un días que no han permitido que las fotocopias hayan borrado los recuerdos.

(Las viudas siguen llorando en sus estancias con las cortinas caídas. Los niños atenuado el dolor han vuelto a la rutina de escuela. El marido a la mujer eternamente perdida, inevitablemente presente).

Sesenta y un días en los que el mundo se ha vuelto diminuto en el alcance del horror a sus pliegues.

Sesenta y un días para que se nos repitan en el estomago las indigestas imágenes con sabor a estupor.

Sesenta y un días en los que se afirmó que la guerra moderna suele durar treinta días.

(Periodo de caducidad breve).

Sesenta y un días para ser conscientes de que no nos dejaran olvidar fácilmente.

Sesenta y un días en los que el castigo a la señora n.y. la dejara vestida de luto inclemente.

(Sospechamos que ya ese vestido se nos antoja de siempre).

Sesenta y un días en los que su cielo se vuelve a cubrir de humos.

(Uña de rabia que rasga un vientre desnudo).

Sesenta y un días para especular sobre los motivos del odio.

Sesenta y un días en los que la verdadera razón de este desastre es terrorismo fanático.

(No importa que todo esto sea otro accidente para las estadísticas. Esas, ya no cuentan)

Sesenta y un días para abrir los ojos.

(Nada es casual.

Todo esto es un eslabón más que da sentido a la cadena.

El Apocalipsis no ha echo mas que empezar.

Las imágenes nos llegan con olor a carne quemada. Sin lucuma aerostática abarcando los techos.

Con el mismo keroseno de deposito lleno.

Con el olor a lagrima envuelto en pavor.

Treinta días mas para no olvidar, que seguimos en guerra).

Mensaje telefónico & respuesta

(una mujer que se preocupa, mientras yo pienso en n.y.)

Hola bebito.

¿Donde estas?

(mensaje de ella – madrid 17:31 / n.y. 11:31)

escribiendo

poesía/en estos

tiempos en los que

ha dado/por

llover aviones

sobre n.y./

(¿existen las

casualidades?)

sigo con lo mío/

un beso.

(responde él – madrid 17:40 / n.y. 12:40)

Historias contadas sobre un hombre humilde & su mujer

La voz en off.

El sonido en directo no puede disimular lo que roto, mana débilmente.

(pura incredulidad amancebada al absurdo).

Él era un hombre mayor.

Dulce dijo en off la voz anónima por mi olvido.

Vendía cafés & sandwiches en las oficinas de la zona.

Llevaba un tiempo ahorrando para subirse a ese airbus 300. (Vuelo 587 bautizado: el dominicanito).

Dos asientos del avión los ocupaban: el afable dominicano anciano & su mujer. Anciana también.

Dos personas mayores volviendo al calor de unos hijos en su tierra.

Tantas ilusiones.

Piel morena. Canas de aluminio sin pintar.

No esta escrito el destino pero ellos tuvieron que estar allí.

No da mas de si.

(Aunque el terror no haya sido el culpable. Lo cierto es que la culpa siempre planeará. Así están los tiempos. Todo puede ser).

sobre olores de ciudades perdidas

llueven aviones sobre n.y.

(granizo de metal que incendia ilusiones).

el aire de la ciudad vestida de luto huele a keroseno.

a carne desintegrada.

a tristeza de viuda.

a huérfanos que encienden velas & pegan carteles con dibujos de lápices de cera. (recuerdan a su padre perdido).

a madre. a tío en imagen de recuerdo. huele.

al vecino que nos dijeron también en las twin towers murió.

la ciudad huele a botas de goma.

a sudor de bombero & polvo vuelto barro en la cara.

(mascara africana con un rictus de amargura inmensa).

a escape de gas & paranoia que aflora.

huele a lamento.

a tristeza en blanco & negro.

a teatro vacío & a eco de ecran rajado.

(broadway apagó sus luces para guardar luto a los muertos).

la ciudad suda olor ocre de miedo envuelto en papel de periódico.

huele a falta de sonrisas.

no cantan los pájaros. (central park ha secado).

el gris es una permanente presencia que marca su impronta.

el olor es único & resumen de tragedia.

que puedo decir.

la realidad nos dice que los mitos siempre terminan teniendo:

de barro sus pies.

Dos personas distintas y un trágico final compartido

Dos vidas paralelas solo en sus últimos dos meses y un día. Él era Félix Sánchez y ella que viajaba a buscar a sus dos hijos, era Hilda Yolanda Mayor. D.E.P.

los periódicos esta mañana reproducen la música acongojada,

de la primera noticia que leída, nos muestra.

(en el vuelo 587 de american airlines viajaban dos personas que se salvaron del atentado a las torres gemelas).

él era corredor de bolsa. veintinueve años de edad.

teniendo una cita inevitable con la muerte.

la evitó.

ella camarera en una cafetería de la torre norte. veintiséis años de edad.

teniendo también una cita ineludible con la muerte.

ella la evitó.

dos meses & un día después.

la cita no la pudieron esquivar.

no se conocían.

no provenían de niveles sociales similares.

no se parecían salvo en el país de origen del que provenían.

sus vidas siempre fueron distintas.

convergieron en n.y.

trabajaron ambos en las world trade center towers & escaparon al desplome.

compraron billete en el mismo vuelo 587.

la cita en esta ocasión. (ni él ni ella).

la pudieron evitar.

no pareciéndose en nada.

la muerte & la tragedia los hizo iguales en su fin.

(inescrutables los caminos que la vida nos depara).

Dos torres de luz deberían venir a ocupar el vacío

Lo leí en el periódico. No importa cual.

El arte de dos creadores positivos imaginó:

Ante la destrucción & la muerte.

Ante la desolación & la tristeza.

Ante la gris mancha de pintura que lo llena todo.

La respuesta debe ser de luz.

Luz limpia que remplace los brazos amputados.

Luz pura que ilumine las noches & devuelva el skyline.

Luz de ilusiones machacadas con ganas de volver.

(con dolor. Sin olvido. Sin venganza).

Luz de luna. Luz de sol.

Luz de mirada positiva.

Luz de neón irreductible.

Luz blanca. Luz azul.

Luz de ojos de niño huérfano sin odio.

Luz de madre que se aferra a una herida apaciguada.

Luz de deseos derramados como cera en las aceras.

Luz de amores segados sin motivo.

Luz de fuerza & perdón en luto de colores.

(no hay contradicción)-

Se elevarán los brazos amputados.

Recordaran el pasado & serán inexpugnables en su duelo.

La ciudad no volverá.

Las personas no borraran de sus corazones las imágenes.

Peregrinaran con fervor ante los símbolos.

Volverán a llenar de bullicio los restaurantes.

(Hoy vacíos).

Los bares mínimal & los hoteles Phillip Starck.

Las aceras derretidas.

Volverán los nuevos tiempos con su orgullosa cicatriz.

La vanguardia cogerá el testigo de un futuro tolerante.

La piel no será un estigma. El credo no será una mancha.

Ni el origen puto impedimento.

Los caídos vivirán entre esos brazos.

Solo entonces las víctimas tendrán sentido.

(es lamentable que los cambios radicales lleven a causar previamente tanto daño).

& la ciudad.

& su gente.

& sus formas.

& su fama bien ganada.

Ocuparan su lugar hoy desgarrado.

En algún momento se tiene que poner un punto final

El punto cero es una paja mental visitada por personajes importantes:

Presidentes con bigote almidonado que sueñan al cowboy.

Reyes de monarquías decadentes con olor a naftalina.

Príncipes casados con drogadictas recicladas.

(ellos bobos de estupor)

Mandatarios con pedigree de conferencias a millón.

Curiosos hambrientos deambulando historia fresca.

& los verdaderos herederos de su sentido criminal.

El tiempo ha adquirido la cualidad del vértigo.

El sentido de las cosas no es el mismo de otros siglos.

No es el de nuestros antepasados masticando con paciencia.

(tiempos de bostezo. Siesta & reloj a cuerda con braguita virginal)

La vorágine se solidifica entre las manos.

Se afila en la piedra de su propio laberinto.

Nos deja atrás con su paso de hombre negro en la sabana.

Materializa futuros dentro de la bola de cristal.

Torna pasado sin memoria cada hoja del calendario.

No es fácil recordar. No es fácil leer los posos del café.

No es fácil predecir la masticada consecuencia de los hechos.

Sin embargo, la inocencia enciende una vela de ilusión,

a cada bofetada de momento.

Se engrandece en las caricias ofrendadas.

Es necesario más que nunca tener fe en la virtud.

(aunque el escepticismo digerido dé perfume a nuestro ser).

Un arequipeño escribió cosas muy distintas un 11 de septiembre de 1967 (Peter O’Brian)

Un “dezidor mintroso” arequipeño

Escribió un 11 de septiembre de 1967, el siguiente poema:

12.

Olvidé todo para amarnos incansables

& luego calma

(tú cigarrillos/yo té helado)

mientras Moussorgsky el borracho trae

a nuestro cuarto una hoja de otoño (setiembre

11, 1967)

Caminata

entre rocas árboles & nosotros

(no sé si tú también)

¿quienes estaban engañados? ¿quiénes

jugaban a matar ruiseñores? ¿quiénes

derribaban los árboles?

& eran amorosamente amigos

de los seguros para autos?

Disculpa que interrumpa de escribir

Pero al frente (en la cúpula

de ladrillo de aquel templo

de Ála) dos pájaros

hacen

el amor

Uno de ellos intenta volar : en vano

No pueden volar juntos (leyes de gra

vedad tajan sus deseos de espacio)

Sufro al verlos intentar tantas veces

&

siempre en vano

Veinticuatro años después

En la cúpula de aquel templo de Ala

No fornican dos pájaros. No intentan volar.

Las leyes de gravedad no segan ningún deseo de espacio.

Simplemente hicieron escombros de los brazos amputados.

Cuatro mil & pico vidas.

(No es un pico irrespetuoso ).

Unos cuantos miles de sueños que evaporizaron.

Millones de preguntas que se llevó el viento.

La historia siempre es la misma.

La cruzada de este siglo:

Son unos marines arrasando Tora Bora.

Es un millonario paranoico estigmatizado por su ego.

Es la tecnología punta persiguiendo a unos guerreros a caballo

(no es en absoluto admiración).

NY. Volverá a ser luz.

& vanguardia.

& la moda Donna Karan o Calvin Klein.

& Andy Warhol sin Basquiat.

& FGL con sus recuerdos universitarios.

& las luces de Broadway.

& las películas de Woody Allen.

(¿cómo lo contaran?)

& el pulso de Wall Street con su latido verde dólar.

& Tribeca con sus restaurantes imitados por doquier.

& la sonrisa invisible de las modelos por las calles.

& los patinadores delgadísimos de Central Park.

& las entradas del metro con sus raperos vaquero pata de elefante.

& los taxis siempre llenos.

& la vorágine de la gente como sangre que no coagula por las calles.

& los mensajeros en bicicleta.

& los perros paseados por un entrenador. Quinta Avenida camino de Central Park.

(Ramos de rosas con prisa por llegar).

& el Verrazano Bridge acogerá a los miles de su maratón.

& suma & sigue & no olvides.

Ellos te lo aseguro “dezidor mintroso”.

Terminaran por olvidar.

Así es la vida. La vida así es.

fin

You may also like

Comments

No Comments

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *